Gigantes en el Paisaje

viernes, 7 de febrero de 2014

Gigantes en el Paisaje

Acaso existe algo más reconfortante, que tropezarte a media mañana con una leyenda prehistórica y dejar todo de lado que habías planeado hacer, para poder seguir leyendo?

Bajo mi opinión es una de esas maravillas, que el día a día a veces te regala, y quien es capaz de rechazar un regalo...?
Me sentí tan abrumada y entusiasmada sobre mi pequeño tesoro literario, que no era capaz de hacer otra cosa que no fuera adentrarme una vez más en mi pequeño mundo de Susurros en la Corte y contaros sobre como Gran Bretaña llegó a convertirse en un país lleno de magia y misterios sin resolver.

La historia que os contaré a continuación es una de esas razones:

Muchas personas desconocen que algunas colinas británicas, esconden bellas figuras talladas en sus fondos de creta (tiza).

 Acantilados de tiza (Inglaterra)

Éstas representaciones visuales fueron creados por zanjas en las laderas cubiertas de hierba, y lo queda al descubierto es la geología subyacente.
Las formas misteriosas son sobre todo en Inglaterra todo un fenómeno. 
La mayoría de ellos representan caballos.
Hoy en día aún existe una multitud de figuras, 16 de ellas señaladas como caballos.
Gigantescos caballos blancos en medio de un sin fin de praderas verdes.

 Kilburn White Horse (Yorkshire)

Pero también se han encontrado otras figuras gigantescas igual de emocionantes. Uno de ellas es el "Cerne Abbas Giant" - El Gigante de Cerne Abbas. Su altitud asciende a unos 55 metros de alto y a una anchura de 51 metros, posiblemente tallado en el siglo 17.

Además existe el "Long Man of Wilmington" - "El Hombre largo de Wilmington" con una altidud de 69 metros.
"Long Man of Wilmington"

A lo largo de los milenios, todos que los hayan descubierto y con ello yo al día de hoy, se han quedado fascinados con la vista e historia de esas obras de arte prehistóricas.
Son muchos los que han discutido sobre sus origines y sus significados.
De cuando en cuando se detectan nuevas formas, mientras que otros desaparecen en el olvido.

Pero sin duda alguna la figura más antigua, que se haya creado en las colinas británicas, se encuentra en el sureste de Inglaterra, en el condado de Oxfordshire.
La misma representa un caballo de 110 metros de longitud y es conocido como el "Uffington White Horse".

 "Uffington White Horse"

El caballo blanco tiene una edad de aproximadamente 3000 años y por lo tanto, creado a finales de la Edad del Bronce. Así lo indican los resultados obtenidos a través de la datación óptica (un método que permite averiguar durante cuanto tiempo un mineral ha estado expuesto a la luz).
Hay quién dice, que también podría tratarse de otro animal parecido, o quizás un dragón, pero desde el siglo 11 es llamado oficialmente como caballo. Existen textos desde aquel entonces, que describen el lugar como "La colina del Caballo Blanco".

 
También fueron encontradas monedas de la misma Edad de Bronce en lugares cercanos, que muestran una figura extremadamente parecida al de Caballo Blanco de Uffington.



Monedas célticas encontrados en Uffington 

Se dice que representa un símbolo tribal o incluso tótem y que quizás también esté relacionado con los constructores del Castillo de Uffington. Ésta fortaleza prehistórica es uno de los muchos yacimientos arqueológicos encontrados a lo largo de los milenios en las cercanías de la Colina del Caballo Blanco.

Para mantener la belleza de la figura, es necesario un tratamiento constante para que permanezca visible para todo aquel que quisiera perderse en las praderas hermosas de Oxfordshire. Por lo tanto se limpia con regularidad y así se evita que pueda llegar a oscurecerse.

Cerca de la Colina del Caballo Blanco se encuentra "Dragon Hill" - traducido como "La Montaña del Dragón".
Esa colina también forma parte de las leyendas británicas, ya que se cuenta que en su cima fue derribado un dragón por San Jorge.
La sangre se disperso por aquella cumbre, dejando hasta hoy una mancha blanca, dónde ninguna hierba podrá prosperar jamás.

"Dragon Hill"

También debo mencionaros algo sobre el valle conocido como "The Manger". Dicen que el declive misterioso, situado a los pies de la colina del Caballo Blanco, es el cuenco sobrenatural del mismo. Y en las noches iluminadas por la luz de la luna, el gran Caballo Blanco baja silenciosamente de su cima, hasta llegar al valle dónde se dice que le espera su agua y pienso.

"The Manger"

Quizás los dragones y los caballos gigantes tan solo sean inventos del pasado, pero las leyendas pueden llegar a tomar vida propia en nuestras mentes y fantasías. Fueron transmitidos de generación en generación durante los milenios y quien somos nosotros para dejar de contarlos e incluso creer en ellos,.. porque la verdad es, que haríamos nosotros sin leyendas como estas?