Margarita Tudor - Reina Consorte de Escocia

sábado, 10 de marzo de 2012

Margarita Tudor - Reina Consorte de Escocia

Orientándome sobre la vida de Margarita Tudor, sobre la cual no sabía mucho, reconocí que su historia tenía al menos tanto valor, como la de cualquier otro miembro familiar de los Tudor para estudiar- y publicarlo.

La mayoría de las historias de la Dinastía Tudor cuentan sobre Enrique VIII y sus seis esposas. Pero al leer más y más uno se va dando cuenta que aquella época era mucho más compleja, llena de detalles emotivos y hechos reveladores que a simple vista parece.
Por aquel motivo he dicho siempre que el lector y el viajero son los enemigs de la ignorancia.
Y por esa razón dedicaremos nuestro tiempo por hoy a la hermana mayor de Enrique VIII, Margarita, un espiritú igual de rebelde que su hermana Maria.

Margarita Tudor, Reina Consorte de Escocia

Margarita, conocida como Reina Concorte de Escocia y abuela de María Estuardo nacío el 28 de noviembre de 1489 en el Palacio de Westminster.
Era hija de Enrique VII e Isabel de York y nieta de Margarita Beaufort de la cual recibió el nombre y la excelente educación, ya que era un ejemplo brillante de piedad y formación.
En su infancia aprendío a tocar el laúd y el clavicordio. También estudio francés y latín e incluso le enseñaron como tirar con arcos. Margarita Beaufort sentía gran interés por la ciencia, cosa que no compartía con su nieta Margarita.
Pasaba mucho tiempo con ella ya que su padre Enrique VII era un rey muy ocupado y distraído que tenía que luchar para mantener su reinado. A pesar del poco tiempo que le quedaba para pasarlo con sus hijos los quería mucho. Su madre, Isabel, una mujer pacífica y distinguida pasó el mayor tiempo estando embarazada o recuperándose lentamente de un parto complicado.

Siendo joven sentía pasión por el atuendo, la danza, la música, el tiro con arco y jugar a las cartas.
Se dice que Margarita pudo disfrutar de una infancia muy feliz en la corte de su padre Enrique VII. Desde pequeña siempre asistía a las fiestas y bailes que organizaban en el palacio.
Aún asi, siendo princesa fué usada para fines políticos, tal y como era costumbre por aquel entonces.
Cuando Margarita tuvo 6 años Enrique VII estuvo pensando suavizar la unión con el país vecino Escocia, que siempre había sido el enemigo tradicional de Inglaterra, casándola con el rey de Escocia Jacobo IV.
El destino de una princesa por aquel entonces no era el de vivir y morir en su propio país.
En 1497 cuando la princesa tenía 8 años Inglaterra y Escocia firmaron un tratado de paz y fue entonces cuando los dos naciones se tomaron más en serio la idea de la boda entre Jacobo IV y Margarita. Pero muchos se opusieron a esa unión como varios miembros del Concejo Real. Estaban en contra ya que los descendientes, aparte de reinar en Escocia, tendrían derechos al trono inglés.
Pero a Enrique VII no le intimaban esas dudas, el aseguraba a su reino que la posible unión con su país vecino, sería algo de gran utilidad para alejarlos de la influencia francesa y además el final de la permanente oposición, que reinaba entre Inglaterra y Escocia.
Jacobo también estaba entusiasmado con la idea de casarse con Margarita. Tenía 16 años más que ella pero eso era algo común entre matrimonios reales.
Jacobo nunca había tenido una vida fácil ni feliz. Había tenido que luchar contra su propio padre el rey Jacobo III en la batalla de Sauchieburn en la cual fue asesinado.
Jacobo nunca pudo recuperarse de aquel acontecimiento y de la razón por la cual fue coronado el nuevo rey de Escocia. Siempre había sido un hombre carismático y melancólico y ahora tenía la posibilidad de contraer matrimonio con la joven princesa Margarita.

Jacobo IV - Rey de Escocia

Se casaron en enero de 1502 cuando Margarita tenía apenas 12 años bajo apoderantes, pero se consumó oficialmente el 8 de agosto de 1503 en Edímburgo cuando Margarita partió hacía Escocia y se encontro por vez primera con su esposo Jacobo IV.
Desgraciadamente esa no era una época feliz para la familia Tudor ya que su hermano Arthuro había fallecido en 1502 y su madre al año siguiente, por haber dado luz a una niña que había vivido tan solo unas cuantas horas.

Margarita partió hacía su futuro el 2 de julio de 1503 y antes de salir definativamente de su país, hizo una parada en Collyweston para visitar a su abuela Margarita de Beaufort.

Aunque los dos cónyuges no se amaban se sentían felices uno al lado del otro.
Ella disfrutaba con su título como reina de Escocia pero aún así sentía cierta nostalgia hacía su patria en los primeros años de su reinado.
De la unión entre Margarita y Jacobo IV nacieron 6 hijos de los cuales tan solo sobrevivió uno a los primeros años trás el nacimiento.
Ese niño nació el 10 de abril de 1512 y le dieron el nombre en honor a su padre Jacobo.
Jacobo sería el futuro Jacobo V, rey de Escocia y padre de Maria Stuardo.

Carta de Margarita a su padre Enrique VII mientras estuvo en Escocia
(Se reconocen dos letras diferentes porque la carta fue escrita por la secretaria y luego las ultimas frases por la propia Margarita)

Las relaciones entre Inglaterra y Escocia empeoraron cuando el hermano de Margarita, Enrique VIII, sucedió a su padre como rey en 1509.
Cuando Enrique decidió invadir Francia, que había sido la tradicional aliada de Escocia, Jacobo IV reaccionó declarándole la guerra a su cuñado e invadiendo Inglaterra.
Mientras Enrique VIII invadía Francia con sus tropas, Jacobo IV a su vez invadio Inglaterra pensando que de esa manera le sería más facil conquistar al país vecino.
Pero la euforia le había traicionado ya que falleció el 9 de septiembre de 1513 en la batalla de Flodden Field dejando viuda a Margarita después de diez años de matrimonio.

Como tenía que haberse sentido Margarita?
Su marido había caído por manos de sus propios compatriotas y su hermano había sido el que le había declarado la guerra a Francia, sabiendo bien que Escocia no tardaría en planificar la invación de Inglaterra, poniendo en peligro la vida del rey, esposo de Margarita.

El 21 de septiembre el hijo de Margarita fue coronado rey de Escocia como Jacobo V. Como Jacobo en 1513 tan solo tenía un año, Margarita consigió proclamandose regente de Escocia hasta el momento que volviera a casarse.

Jacobo V, hijo de Margarita Tudor

Un año después pudo poner fin a la guerra entre Inglaterra y Escocia.
No obstante se sentía desprotegida ya que sabía que el primo-hermano de su difunto marido, Juan Estuardo planeaba sustituir a Margarita como regente de Escocia.
Buscó la alianza con la poderosa familia escocesa "Douglas" casandose en secreto con el joven y apuesto Archibald Douglas el 6 de agosto de 1514.
Su regencia entonces llegó a su fin cuando la noticia de la boda entre Margarita y Archibald se difundió por el pais.
El primo-hermano del difunto monarca Jacobo IV, Juan Estuardo, se convertio en el nuevo regente de Escocia y además obligaba a Margarita a entregarle la custodia de su hijo.
La relación entre Escocia e Inglaterra volvieron a volverse tensas ya que no aceptaron la unión entre Margarita y Archibald que apoyaba unicamente a los intereses ingleses.

Archibald Douglas y Margarita Tudor

Fueron tiempos dificiles para Margarita. Juan Estuardo obtiene la custodia de Jacobo V y Margarita huye con su marido a Inglaterra donde dio a luz a una niña llamada Margarita.
Su hermano Enrique no estaba de acuerdo con el comportamiento de Margarita ni con los acontecimientos que estaban ocurriendo entre Inglaterra y su país vecino.
Le costó años para asumir el nuevo matrimonio entre su hermana y Archibald pero al final logró aceptarlo.

En 1517 Margarita volvió a Escocia, ya que Enrique VIII había persuadido a Juan Estuardo, para que pudiera volver a ver a su hijo Jacobo, mientras el mismo se encontraba en Francia.
También se reencontró con su marido Archibald que había regresado a Escocia hacía un tiempo sin Margarita y que se había enriquecido de una amante y viviendo del dinero de su esposa.
Su matrimonio con Archibald estaba deteriorándose, más aún cuando éste logra apoderarse de la custodia del rey y asegurarse de esta forma la regencia del reino desde 1524.

Margarita profundamente desepcionada decide divorciarse de Archibald, cosa que alteró mucho a su hermano Enrique VIII, ya que el divorcio era algo inpensable y muy mal visto por la Iglesia Católica.
En 1524 consigió distituir a Juan Estuardo como regente y declarar la mayoría de edad de su hijo Jacobo con tan solo 12 años. Teóricamente el reinado de Jacobo V comenzó a partir de ese momento, aunque practicamente era todavía la madre Margarita la que gobernaba Escocia.

En 1527 al fin consegió una anulación papal de su matrimonio y pudo divorciarse, aunque Enrique le mandaba continuamente cartas advirtiendole del error que estaba cometiendo.
Cosa que el también haría unos años después diviorciandose de su esposa Catalina de Aragón.
A Margarita no le afectaron las palabras de su hermano y volvió entonces a contraer su tercer matrimonio con el francés Enrique Estuardo el 3 de marzo de 1528, cosa que no podía perdonar Enrique VIII.

Enrique Estuardo, Lord Methven

En junio del mismo año Jacobo V, que tenia 16 años, consiguió librarse de la “tutela” de su ex padrastro Archibald Douglas. Margarita y su tercer esposo se vieron favorecidos por la caída de Douglas, convirtiéndose en consejeros de confianza de Jacobo V. El rey le dio a su segundo padrastro, Enrique Estuardo, el título de Lord Methven.

De ese matrimonio nació Dorotea Estuardo en 1529.
Un tiempo después dedicaba su tiempo concejando a su hijo con temas politicos intentando mantener las buenas relaciones entre su hermano y su hijo. En 1534 consiguió que Inglaterra y Escocia firmasen un tratado de paz.
Incluso planificó un matrimonio entre su hijo Jacobo V y la princesa María, hija de Enrique VIII para fortalecer dicha unión.
Pero esa boda nunca tuvo lugar. Además también había empeorado su matrimonio con el francés Enrique Estuardo ya que se había enterrado de sus incontables amoríos.
Intentó convencer a su hijo para que pudiera divorciarse de él pero su hijo no lo aceptó.
Pasando el tiempo pudo reconciliarse con su marido.
Margarita falleció el 18 de octubre de 1541 con la edad de 51 años probablemente por un derrame celebral. Fue sepultada en la Abadía cartuja de San Juan (Escocia).

Su bisnieto Jacobo VI se convirtió en 1603 en rey de Inglaterra bajo el nombre de Jacobo I. De esa manera pudo al fin unir a los dos naciones por lo que las predicciones de Enrique VII al fin resultaron ser certeras.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada