Mi reino por un retrato de Ana Bolena.......

sábado, 20 de abril de 2013

Mi reino por un retrato de Ana Bolena

El martes pasado, el 16 de abril, cumpliendo los 26 años, mi familia hizo que mi sueño se cumpliera, un sueño que se encontraba durmiendo y oculto en mi mente durante mucho tiempo.
Un sueño del que realmente no había sabido nadie,...porque a veces los sueños, solo son sueños y nada más.

Pero debe ser que mis tíos y prima me conocen ya lo suficiente, y por el cariño y complicidad que nos une,   como para poder leer mis deseos con tal solo mirarme a los ojos.

Nunca lo había ni pronunciado, pero deseaba con todo mi corazón algo que bien sabía que quizás era algo imposible, algo prácticamente fuera de mi alcance.
Pero supongo que a veces, la cosas surgen cuando menos te lo esperas.

Soñaba con un retrato de Ana Bolena.
Un retrato auténtico,... ni una copia, ni un póster ni una foto gigante,....
Sino un retrato pintado por un pintor en el siglo 21.
Y colgarlo en mi casa y poder contemplarlo todos los días de mi vida, mirándola a los ojos con melancolía y sobre todo admiración.

Dicen que cuando deseas algo con todas tus fuerzas y nunca pierdes la esperanza, algún día se convertirá en realidad,... yo la verdad no he podido confirmar ese dicho, pero al parecer a veces simplemente ocurren milagros.

El día de mi cumpleaños, celebrándolo en mi casa, mi tía Fatima Cabrera Rodríguez, pintora extraordinaria con un talento innato e sencillamente ilimitado, me hace entrega de un regalo,.... que supuestamente debía ser la tarta de cumpleaños,....
Abriendo la presunta tarta con delicadeza, notando cierta tensión y alegría en las miradas de mis familiares,... al final reconocí algo que no era hecho ni de nata, ni de crema o bizcocho ... ni olía a fresas,.... olía sospechosamente a pintura al óleo,....
Removiendo poco a poco el papel de regalo iba reconociendo algo que no me había podido imaginar ni en mis mejores sueños,....
Con asombro y las manos realmente temblorosas percibí primero el tocado francés decorado con perlas blancas,... luego el rostro, el collar con la "B" y luego su mano sujetando una rosa roja,...........

El retrato de Ana Bolena, que había deseado desde hacía tanto tiempo estaba delante mía,...
Y sencillamente no podía apartar mi mirada de aquellos ojos oscuros que parecían seguir la mía.
Tuve que sostener el cuadro en mis manos para creer que era de verdad y que era solo para mi.

Desde entonces, han pasado cuatro días y aún sigo sin creérmelo  que mi propia tía, pintora con tanto prestigio y arte, haya creado con sus propias manos y su propia alma un cuadro de una reina, que nos es tan difícil de olvidar,...una reina que se merece ser pintada aún 500 años después de su muerte y ser honrada ahora y para siempre por todo el mundo,.... o al menos en mi casa, donde ahora mismo se encuentra colgado mi mas preciado tesoro.
Mi retrato de Ana Bolena.

Nunca podré encontrar las palabras adecuadas para poder describir el agradecimiento y la felicidad que he sentido el día de mi cumpleaños, hoy y en todos los días que me cruce con la mirada brillante y viva de mi querida Ana Bolena.

Gracias a Fatima Cabrera Rodriguez, Marta Garcia Cabrera y Francisco García Saló.

Mi cuadro de Anne Boleyn (Pintado por Fátima Cabrera Rodriguez, abril 2013)

4 comentarios:

FREDERICKjoto BARRAZA dijo...

¡Hola! soy nuevo por aquí

También comparto admiración por los Tudor, probablemente la dinastía más famosa no sólo de Inglaterra sino de todo el planeta.
Inclusive en lugares tan remotos, personas poco familiarizadas con la historia inglesa han leído alguna vez sobre Enrique VIII y sus seis mujeres.

La increíble vida de Ana Bolena es una pasada, una mujer adelantada a su época o más exactamente atípica en la corte inglesa, pues ella se había educado en la corte de Borgoña y luego en Francia.

Lo que más admiro de Ana es su carácter indomable, esa voluntad de romper esquemas, otra en su lugar hubiese aceptado convertirse en efímera concubina del rey, y efímeramente hubiese sido repudiada.

Ana era diferente, era muy inteligente y sobretodo muy astuta. Lo que queda claro es que el público puede amar u odiar a Ana Bolena, pero eso sí jamás será indiferente.

Mónica Castro dijo...

Muchas felicidades!! que bello compartir tu ilusion. Efectivamente una reina que merece aun ser honrada y recordada. :)

Sydney Klevesath Cabrera dijo...

Muchas gracias Mónica, por tus palabras tan hermosas!! No hay día en el que no mire el retrato con la misma ilusión y honor que el día cuando me lo entregaron!! :-) Sigue siendo mi más apreciado tesoro!
Saludos desde Las Palmas

Sydney Klevesath Cabrera dijo...

Frederick, mil gracias por haberme dedicado este precioso comentario!! A mi y a Ana, claro! :-)
Siempre me alegro tanto al ver, que hay personas ahi fuera con la misma pasión hacía el pasado y hacía esos personajes históricos que siento yo! Por supuesto comparto tu opinión sobre Ana Bolena. Ella ha sido diferente a todos los demás, llena de valentía y coraje,...dónde otros se hubieran rendido, ella seguía adelante con la cabeza alta. Nadie la podía parar, y al final y al cabo ni siquiera la muerte, porque sigue estando presente por todas partes,.. hasta aqui en este blog! :-)
Saludos y gracias de nuevo

Publicar un comentario en la entrada