Los Principes de la Torre

sábado, 25 de febrero de 2012

LOS PRINCIPES DE LA TORRE


El enigma que perduró hasta el día de hoy. Dos niños que fueron encerrados en la Torre de Londres en abril de 1483. Poco tiempo después desaparecieron y nadie los volvio a ver.

Los dos niños eran hermanos. Eduardo V y Ricardo de Shrewsbury, Duque de York. Los dos eran hijos del rey Eduardo IV y de Isabel Woodville.
El matrimonio de ambos era algo impropio ya que el rey Eduardo IV debía casarse con Lady Leonor Talbot, tal y como había planeado el concejero del rey.
Pero a pesar de sus esfuerzos Eduardo IV e Isabel Woodville, que se habían enamorado nada más verse por vez primera, se casaron el 1 de mayo de 1464. De ese matrimonio nacieron diez hijos de los cuales solo siete sobrevivieron.
Eduardo V y Ricardo de Shrewsbury eran unos de ellos.

Llegó el día de la muerte del rey, 19 años más tarde, el 9 de abril de 1483 cuando Eduardo V apenas tenía 12 años y su hermano 9. Pero independientemente de sus edades ambos eran los siguientes en la línea de sucesión.
Pero Eduardo IV antes de morir pudo nombrar a su hermano Ricardo encargado del Consejo de la Regencia, nombrándole Lord Protector.
Fué entonces en el mes de abril cuando los dos principes, puestos bajo la custodia de su tío Ricardo, fueron trasladados y encerrados en la Torre de Londres, con el fin de protegerles de cualquier peligro que se pudiera producir. 

Se dice que entonces un eclesiástico difundió la nulidad del matrimonio de Eduardo IV y su esposa Isabel Woodville, dado que esté se había comprometido antes de haberse casado con Isabel, en matrimonio con Lady Leonor Talbot y de que existía un contrato nupcial firmado y legal, en el que se le prohibía al rey contraer otro matrimonio. Tales antecedentes fueron aceptados y la unión entre Isabel y el difunto monarca declarada nula, como también la ilegitimidad de los niños.

Isabel de Woodville, Madre de los principes

El 22 de Junio de 1483 tuvo lugar un sermón en las puertas de la Catedrál de San Pablo en Londres dónde el pueblo reclamaba a Ricardo como su rey legítimo. Entre ellos, elaboraron una petición para que Ricardo asumiera su responsabilidad y se convertiera en Rey de Inglaterra.
El 6 de julio de 1483 fue coronado como Ricardo III en la Abadía de Westminster.

Ricardo III

Y fue entonces cuando desaparecieron los dos principes de la torre ya que hasta la propia madre tenía prohibido visitarlos como todos los demás que los conocían.
Isabel perdió el titulo de la reina madre y temiendo por la seguridad de sus hijas y de la suya, se hizo aliada bajo una conspiración de la casa Lancaster. Prometió casar a su hija mayor Isabel (Futura madre de Enrique VIII) con el pretendiente de la familia, Enrique Tudor (futuro Enrique VII), si él podía derrotar y deponer a Ricardo.
A partir de ese momento comenzaron los rumores por todo el país de que el rey Ricardo III había asesinado a sus dos sobrinos. Se dice que fueron afixiados por orden suya, pero hasta el día de hoy no existen pruebas algunas que lo puedan confirmar. Éste rumor maquiavélico fue probablmente creado por los enemigos del propio monarca, con el único propósito de poder destruirlo. Existen muchas otras teorías sobre la incógnita de los principes de la torre, pero esta claro que los que deseban crearle una mala fama, lo consiguieron de tal manera, que lamentablemente tantos siglos más adelante, siguen relacionando a Ricardo III con la desaparición de sus dos sobrinos.

Después de que Enrique VII accedió al trono, en 1485, la unión de Isabel Woodville con Eduardo IV fue declarada válida de nuevo y sus hijos fueron legitimados nuevamente. El rey Enrique VII avaló esta legitimación porque quería que su esposa fuera la heredera de la casa de York y, de esta forma, tener un derecho aun más sólido al trono. Porque, como nos daremos cuenta en mis próximas artículos aún más, por aquel entonces cualquier acto fue realizado casi siempre por intereses propios. A Isabel Woodville le fue acordado el título de reina-viuda.

En 1647 mientras se realizaron algunos trabajos de remodelación de la Torre de Londres fue encontrada una caja con el cuerpo de dos pequeños jóvenes. Al encontrarlos creyeron que eran los cuerpos de los dos principes y por orden de Carlos II fueron enterrados como tales en la Abadía de Westminster en una urna de marmol.
La actual reina de Inglaterra se niega a dar su autorización para realizar las pruebas de ADN de los dos cuerpos encontrados en 1647. Aunque parece evidente que ambos cuerpos pertencen a los de los principes aún no hay pruebas concluyentes que lo confirmen, de modo que sigue el misterio de la desaparecíon de Eduardo V y la de su hermano Ricardo, victimas de una conspiración terrible e inquietante.

Abadía de Westiminster (Londres)
Image and video hosting by TinyPic

4 comentarios:

Unknown dijo...

me encanta

Sydney Klevesath Cabrera dijo...

Muchas gracias!! El honor es mio! :-)

Saludos desde Canarias

April in November dijo...

Siempre amé esta historia, gracias por subirla

Sydney Klevesath Cabrera dijo...

Querida April in November,

gracias a ti por haber visitado mi blog y haberle dedicado algunas palabras!!
Me alegro mucho que te haya gustado!

Saludos desde Canarias
xxx

Publicar un comentario